Manos y pies

PEDICURA CON PARAFINA

Pedicura + Rehidratación

Uno de los tratamientos especiales más agradables y reconfortantes es el baño de parafina (válido para manos y pies) Durante este tratamiento se sumergen los miembros en parafina caliente, se envuelven en plástico, se les colocan unas toallas calientes y finalmente se meten en unas botas o guantes que mantienen el calor durante unos 25 minutos. Con esta terapia se logran unos resultados sorprendentes, hasta en pieles muy deterioradas.